Empezamos el año 2012 con cambios en la tributación, publicados en el BOE con fecha 31/12/2011. Uno de ellos afecta a las retenciones de IRPF aplicar a partir de enero 2012.

Les informaremos en breve sobre estas novedades, pero queremos resaltar la elevación de las retenciones, del 19% al 21%, que deben ya aplicarse en enero a los arrendamientos de locales de negocio.

Es decir, el recibo de enero debe llevar el tipo de retención del 21%. Si ya se ha emitido el recibo por cuestión de fecha, hay que tenerlo en cuenta para regularizarlo. Es importante que tanto los dueños de los locales como los inquilinos de los mismos, estén al tanto de esta modificación.

Para cualquier cuestión, consulte con nosotros.