¿Qué gastos me puedo deducir? ¿Si echo gasolina desgrava? ¿Y si trabajo en casa puedo descontarme la luz? Son algunas de las preguntas frecuentes que resolvemos a nuestros clientes autónomos y empresarios acerca de los gastos deducibles en su actividad.

En otro post repasaremos todos los gastos que te puedes deducir como autónomo, si ya lo eres te habrás dado cuenta que si algo hay de sobra en un negocio, son gastos.

Lo que queremos contar hoy son los tres requisitos fundamentales que debe cumplir un gasto para ser fiscalmente deducible.

Es imprescindible que los gastos estén vinculados a la actividad económica

Parece obvio, pero si eres autónomo sabrás que a veces es difícil separar la vida profesional de la personal, porque trabajamos más horas que un reloj y los clientes pueden estar en cualquier parte.

La Agencia Tributaria es estricta, así que es indispensable poder justificar que el gasto es necesario para el desarrollo de la actividad empresarial. Si los gastos son de la vida personal del autónomo, no son deducibles. Por mucho que unas vacaciones sean indispensables para poder seguir adelante con tu negocio, esos gastos no cuentan. Pero hay casos que no son tan claros, por ejemplo el teléfono móvil, tan pronto hablas con un cliente como que llamas al dentista, tan pronto actualizas las redes de tu negocio como chateas con un amigo por internet. Eres tú quien debe probar frente a la Administración que los gastos están relacionados con tu actividad económica.

Deben  estar justificados documentalmente

Otro requisito imprescindible es que los gastos estén adecuadamente justificados con factura o justificante que contenga todos los datos necesarios. Evidentemente, el gasto debe responder a un hecho económico real, es decir con una operación efectivamente realizada y no simulada y debemos ser capaces de demostrar eso y que además está directamente relacionada con nuestra actividad. La Ley General Tributaria nos dice en su artículo 106:

“….. 4. Los gastos deducibles y las deducciones que se practiquen, cuando estén originados por operaciones realizadas por empresarios o profesionales, deberán justificarse, de forma prioritaria, mediante la factura entregada por el empresario o profesional que haya realizado la correspondiente operación que cumpla los requisitos señalados en la normativa tributaria.

Sin perjuicio de lo anterior, la factura no constituye un medio de prueba privilegiado respecto de la existencia de las operaciones, por lo que una vez que la Administración cuestiona fundadamente su efectividad, corresponde al obligado tributario aportar pruebas sobre la realidad de las operaciones.… “

Es fundamental que estén debidamente contabilizados

Las facturas y justificantes de gastos deben estar contabilizados en los libros registro de gastos que exige la Agencia Tributaria. Estos libros no tienen porqué ser físicos, sirve una excel o el resumen que salga de tu programa de gestión o facturación, siempre que contengan todos los datos necesarios. Tienes más información aquí.

¿Alguna novedad?

Pues como os contábamos en este post, la nueva Ley de Autónomos nos traerá novedades para 2018 en materia de gastos deducibles, ya que parece que Hacienda establecerá por fin un criterio válido para que el autónomo que trabaje desde casa pueda deducirse gastos de suministros, siempre acreditando la proporción correspondiente a su actividad, así como para los gastos de manutención del propio autónomo.

Actualmente, el ticket de tu café y pincho de tortilla siendo estrictos no es deducible, por mucho que lo consideres imprescindible para empezar al día al frente de tu negocio. El abono deberá quedar justificados por medios telemáticos y el importe diario deducible de los gastos por manutención será 27,27€, y podrá incrementarse a 48€ si la el trabajador por cuenta propia está desarrollando la actividad en el extranjero.

Por la red puedes encontrar muchos artículos acerca de gastos deducibles, te aconsejamos que contrastes bien la información ya que muchos hablan de medidas aprobadas de la Ley de autónomos, cuando todavía no lo están. Ante cualquier duda, consulta con un profesional que te ayude a hacer las cosas bien y a vivir sin miedo a Hacienda.

En Afiris somos especialistas en planificación fiscal y laboral  y ayudamos a nuestros clientes a cumplir con sus obligaciones tributarias  y sociales cumpliendo con la legalidad y sin pagar un euro de más, e informando de todas las novedades que supongan beneficios para su negocio. Somos especialistas en creación de empresas y en ayudar a los emprendedores en su camino de convertirse en empresarios. Consúltanos sin compromiso y te informaremos de nuestros servicios para pymes, autónomos y particulares. Si quieres conocernos más, te invitamos a ver nuestro vídeo de presentación.

Hoy escribe en el blog de Afiris, Miriam Almazán.